“TOUCH ME NOT”, SEXO ENTRE PERSONAS CON DISCAPACIDAD (Y OTRAS PELÍCULAS BONITAS).

ESTA SEMANA HEMOS IDO A VER UNAS CUÁNTAS PELIS DE INMINENTE ESTRENO. ENTRE ELLAS TE RECOMENDAMOS TRES. AGÁRRATE QUE VIENEN CURVAS.

 

Foto: Filmaffinity.

 

TOUCH ME NOT (NO ME TOQUES)

Dirección: Adina Pintilie.

Intérpretes: Laura Benson, Hanna Hofmann, Tómas Lemarquis, Christian Bayerlein.

Género: drama. Rumanía, 2018.

V.O. en inglés con subtítulos en español.

Cines Golem, Madrid.

 

Una producción rumana, rodada en Rumanía pero hablada en inglés. La película, un proyecto personal de la primeriza Adina Pintilie, tiene varias subtramas todas ligadas al sexo diferente, pero digamos que la principal es esta: una mujer de cincuenta años, incapaz de demostrar sentimientos, se acoge a varias terapias para poder paliar ese “fallo”; la que al final le parece más reveladora es asistir a una especia de taller psicológico y de meditación sobre sexo entre personas con diferentes grados  discapacidad psíquica y/o física.

En medio, aparte de sexo explícito, tenemos una historia de obsesión por un amor que ya no te hace caso (¿te suena?), otra de descensos a las cuevas del sado, otra de chaperos que van y vienen y que se la meten hasta a una farola si le pagas bien y una tercera de mujer transexual liberada hasta no sabes dónde.

Foto: eldiario.es

 

Con actores no profesionales, y mezclando ficción y realidad, la película es una amalgama de cosas que, curiosamente, acaba casando bien. Y eso que la directora, Adina Pintilie, tuvo que escoger entre decenas de horas de metraje para ajustar todas estas ricas historias en dos horas. Pintilie ganó el último Oso de Oro del Festival de Cine de Berlín, con no poca polémica y es que, a pesar de sus fallos, que los tiene, Touch me not es un reto y un largometraje realmente diferente. Apostamos a que en varios momentos tendrás que apartar la vista de la pantalla (y no por escenas de sexo o violencia, precisamente).

 

Foto: twitter.com

 

LA CIUDAD OCULTA

Dirección: Víctor Moreno.

Género: documental. España, 2018.

Cineteca Matadero, Madrid.

 

Hace ya unos cuantos años, el canario Víctor Moreno dirigió un interesante (y polémico) documental llamado Edificio España, donde relataba el complicado proceso de rehabilitación de ese edificio de la Plaza de España de Madrid. Moreno vuelve ahora con otro complejo documental, La ciudad oculta, en donde se nos quiere mostrar los subsuelos del metro de Madrid.

A las alucinantes imágenes hay que añadir el trabajo preciosista de los cámaras, a veces incluso arriesgado, que no dudan en mostrar la podredumbre de esos subterfugios, poblado de ratas, gatos, lechuzas, toda clase de pequeños pájaros y, cómo no, millones de insectos. Lo interesante es pensar lo mucho que se habrá callado el director, porque en el inframundo de los bajos del metro debe de haber cosas que ni nos imaginamos.

Foto: elpais.com

La Ciudad Oculta puede pecar de desconcertante, puesto que no hay hilo narrativo y ninguna conversación, dado que no se habla en la película, el director prefiere insinuar y que nosotras mismas saquemos nuestras propias conclusiones.

En el mismo Matadero, aparte de la película, se puede asistir a una instalación del propio Víctor Moreno con varias escenas desechadas para el film final, instalación que aconsejamos no perderse.

 

Foto: movienewz.com

ROCKETMAN.

Dirección: Dexter Fletcher

Intérpretes: Taron Egerton, Jamie Bell, Richard Madden…

Género: Musical. Reino Unido, 2018.

Cinesa Manoteras, Madrid.

V.O. con subtítulos en inglés.

 

Acercarse a una película sobre un artista de Rock es, si eres fan de la música, siempre polémico. Este tipo de filmes parece no querer decidirse entre la galería o el biopic para “frikis”. Rocketman se decanta claramente por lo primero, y este largometraje pasa por ensalzar la figura de Elton John, productor del filme, por cierto, como si fuera un santo varón mártir. Los entresijos de su labor como músico, los discos que grabó, los instrumentista con los que trabajó, la forma de hacer sus canciones parece lo de menos y, llegados a un punto, da igual si la peli trata sobre un artista de Rock o sobre un churrero de Lavapiés.

Eso sí, las dos horas pasan en un suspiro y es que Rocketman es, sobre todo, una buena película, que no oculta el lado más oscuro de Elton (su adicción a las drogas, al sexo casual, al alcohol) y que usa de manera inteligente el superávit de información acerca del personaje.

Foto: bing.com

Además, utiliza un recurso novedoso el director Dexter Fletcher, el de integrar la propia música en el relato, esto es, el actor principal (magnífico Taron Egerton y el joven actor Matthew Illesley, interpretando al Elton adolescente) canta con su propia voz las canciones del filme y los temas son regrabados de nuevo, como si hubieran sido compuestos para la ocasión, lo cual añade muchísimos puntos a este estupendo, a pesar de todo, largometraje.

Rocketman termina en el momento justo; cuando un Elton, rehabilitado,  regresa a principios de los ochenta, con lo cual nos ahorra el tan temido por nosotras “momento Lady Di”. Gracias.

 

 

 

 

  • Share post

El hetero rockero que no puede faltar en ninguna web gafapasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.