La pequeña gran victoria de Presumido

Nacho Dafonte y Tarci Ávila son Presumido, dúo adalid del techno pop sibarita que hace justo un año empeñaron sus instrumentos musicales para comprar la carta de libertad a su anterior discográfica y poder publicar el disco que realmente querían hacer. “Fue una decisión arriesgada que no mucha gente entendió. Afortunadamente todo salió bien, incluso mejor de lo que esperábamos. Hicimos un crowdfunding y en apenas dos semanas conseguimos el dinero suficiente para recuperar nuestros instrumentos. Teníamos  las canciones, teníamos la libertad, pero no teníamos dinero para volver a grabar. Así que fuimos entrando al estudio cuando podíamos y publicando las nuevas canciones según íbamos cumpliendo los plazos, mas o menos cada tres meses. De manera involuntaria cada EP iba saliendo en una estación diferente del año. Recopilamos los cuatro EP’s, uno por estación, en un disco que decidimos llamar Cuatro Estaciones“, rememoran los músicos gallegos.

“Ha sido un proceso muy intenso, un año de locos tomando decisiones contra lo establecido. Por ejemplo en verano publicamos la canción Soñar a la carta y todos nos decían que era un sin sentido, que el verano es un espacio muerto para los lanzamientos porque los medios están de vacaciones y el público está de festivales. Sin embargo entramos en un montón de listas y el videoclip llegó a certámenes internacionales. Hay que ser valiente y eso es lo que quisimos reflejar en la letra de la canción”.  Tarci y Nacho reconocen que para Presumido los vídeos y la estética son importantes, algo que aprendieron desde muy pequeños viendo en televisión a Tino Casal. “Aún a día de hoy seguimos escuchando sus canciones y alucinamos. Nos parece impresionante que un músico español sonará así en aquella época y que tuviera una personalidad tan rompedora. Es lo más parecido a David Bowie que hemos tenido. Hay un paralelismo con lo que hacemos nosotros que va más allá de lo meramente musical. Era un artista plástico y desacomplejado, que tan pronto confeccionaba sus propios trajes como hacía grandes canciones. Claro que nos gustan propuestas más actuales, como M83 o Billie Eilish, pero nunca olvidamos el legado de Tino Casal”.

Dentro de esas influencias foráneas destacan Beach House, cuya hipnótica puesta en escena ha inspirado los conciertos de su presente gira. “Hemos preparado un montaje a contraluz, con un telón construido por nosotros que genera una atmósfera casi onírica en la que Tarci y yo estamos en un segundo plano, cediendo todo el protagonismo a la música y los colores” explica de manera emocionada Nacho Dafonte, desvelando detalles de su inminente concierto el Madrid el 8 de noviembre en la sala Moby Dick. “Hasta marzo de 2020 vamos a dar 20 conciertos en ciudades que han sido especiales para nosotros desde que empezamos, pero en Madrid será diferente porque es el lugar que mejor nos ha tratado en los momentos difíciles. Allí dimos un concierto en la sala Costello nada más recuperar nuestros instrumentos e hicimos sold out. Fue un punto de inflexión que nos ayudó a no tirar la toalla”. Su esperada puesta de largo en Madrid coincide con la estación de otoño, sinónimo de vendimia y colecta. “Es una metáfora discográfica porque cosechando todas las estaciones en la publicación del LP, es el momento de recoger todo el fruto de nuestro trabajo durante un año y compartirlo con el público”, añade Tarci Ávila.

Se cierra así un círculo que empezó en invierno y que, músicalmente, era continuista con el sonido frío de su anterior trabajo Vendetta. El 6 de marzo del próximo año cerrarán gira, pero adelantan que quieren ampliar su hoja de ruta en verano recorriendo festivales. “El año pasado nos pusimos el objetivo de tocar en 8 festivales y al final fueron nuevo. Este año nos hemos propuesto 15, ojalá sean 16”, bromean con esa peculiar retranca gallega de la que no están exentas sus letras.

© Presumido Records / Distrokid 2019. Agradecimientos: Te veo venir Comunicación.

  • Share post

Hola. Me llamo Leon Kompowsky y seguramente me recordaréis por mi aparición en uno de los capítulos más memorables de Los Simpson, ‘Mi papá está loco’, pero no estamos aquí para hablar de mí. O tal vez sí. Escribo sobre cine, música, cómics y lo que surja para hacerte los trayectos más entretenidos. Disfruta del viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.