¡Gracias por el paseo, Señora!

Qué mejor que inaugurar esta sección sobre cine de “terror” de los años 70´ y 80´, que con el título que da nombre a nuestra recién inaugurada web “El Autoestopista”. Seguramente a muchos no os suene tal cual, pero si os digo que es la tercera historia de la segunda parte de Creepshow, ya cambia el cuento, ¿verdad?

Yo tenía 16 años cuando se estrenó y todavía hoy cuando conduzco de noche por alguna carretera estrecha flanqueada por árboles, me viene a la cabeza el…  “gracias por el paseo señora” jajajaja que susto madre!!!

Os pongo en situación. Una mujer blanca, buena posición, casada, vuelve a casa de noche después de un encuentro sexual con un gigolo y va frivolizando en voz alta de todos los orgasmos tenidos y lo barato que le han salido, en esto, que en una curva un hombre negro con gorro blanco, chubasquero amarillo y portando un cartel, aparece de repente y lo atropella. El hombre queda tendido en el asfalto y ella frena perdiendo el control del automóvil. Sin salir del coche y mirando fijamente el cuerpo ensangrentado del pobre autoestopista comienza a valorar qué le supondría en su vida asistir al atropellado. Decide largarse y evitar dar explicaciones al marido de lo que hacía por esa carretera a esas horas. ¡¡Podría hablar de los valores podridos de la sociedad norte americana y bla bla bla… pero paso, esto es para divertirse!!

Derrapando coge la carretera para poner distancia entre lo que acaba de hacer y su vida y al mismo tiempo un camión y una pareja en un coche llegan a la escena del crimen. Por cierto, el camionero es el mismísimo Stephen King, le encantan los cameos. A partir de aquí el karma empieza a hacer de las suyas. El autoestopista persigue a la señora, se le sube al coche mientras repite como un mantra “gracias por el paseo, señora” y esta lo atropella una y mil veces hasta dejarlo listo para hacer filetes rusos, ¡¡y aun así, el capullo sigue apareciendo, uuufff asusta de verdad!! Esto no acaba bien como podéis imaginar, pero como no me gusta spoilear mejor lo veis. ¡¡Solo una cosa, si decidís ir a Dover mejor transporte público!!!!!

A simple vista podría parecer una historia “normal”, si no fuera porque allá por el año 82´ dos genios del terror, el director neoyorquino George A. Romero (La noche de los muertos vivientes 1968) y el escritor natural de Maine, Stephen King (IT 1986, Carrie 1974) engendraron 2 joyitas del cine de terror, Creepshow I y II. En la primera entrega como director y guionista respectivamente y en la segunda como coguionistas. Yo creo que este dato bien merece un vistacito no?

Gracias por el paseo señores!!

K. Tramel

  • Share post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.