FRANK ZAPPA Y ROSALÍA: TETAS Y CERVEZA.

“EL MÚSICO ESTADOUNIDENSE FRANK ZAPPA MURIÓ HACE VEINTICINCO AÑOS, SIN EMBARGO, ES UNA DE LAS ESTRELLAS DE FESTIVAL DOCTOR MUSIC DE ESTE 2019. ¡¿CÓMO DEMONIOS SE COME ESO?!”.

 

Una icónica imagen de Frank Zappa, tomada en Londres en 1967. Foto: https://www.independent.co.uk/

FRANK VICENT ZAPPA fue un músico estadounidense que nació en Baltimore en 1941 y murió 52 años  después (1993) en Los Angeles de un cáncer de próstata. Hasta su muerte, el gran iconoclasta del Rock (como lo bautizaría la revista Popular 1 en 1981) editó unos cuarenta álbumes donde daba buena cuenta de su estilo no solo como extraordinario guitarrista, sino como sobresaliente compositor, buen cantante y excelente director de banda; que aunaba en su música Hard Rock, do-woop, jazz, blues, funk y hasta música orquestal, todo ello regado con unas disparatadas letras de altísimo contenido sexual y escatológico.

Zappa creció en Baltimore en una familia de ascendencia griega e italiana. Pronto fue seducido por la música… pero por la música clásica contemporánea del siglo XX, donde hizo sus pinitos como artista y llegó a conocer, por teléfono, a su gran ídolo, el músico avant-garde francés Edgar Varèse. Como compositor, Zappa aparece en 1963 en el famoso programa televisivo de Steve Allen, un espacio de variedades, tocando ¡la bicicleta!

Un joven Frank Zappa, izquierda, con su bicicleta sonora.

A mitad de los 60 se establece en Los Angeles, California, donde se enrola en un grupo de versiones de blues, The Soul Giants. Nada más llegar al grupo Zappa toma la iniciativa, animando a la banda a tocar su propio material y cambiar el nombre del grupo a The Mothers que pronto, por presión social, tuvieron que mutar a THE MOTHERS OF INVENTION.

The Mothers of Invention fueron enseguida un referente en la música de la Costa Oeste y en el florecimiento del garaje/psicodelia y del movimiento hippy… a su pesar, pues Zappa siempre mostró su animadversión a esa música y movimiento. El disco referencial de los Mothers fue “We’re only in it for the money”, 1968, una burla al  “Sgt. Peppers” de Los Beatles. Como EMI, la disquera de los de Liverpool, se quejara de la ofensiva portada, Zappa y los Mothers le dieron la vuelta al álbum y se mostraba como cubierta la foto interior donde salían ¡travestidos! No sabemos qué fue peor.

La descacharrante portada de “We’re only in it for the money”. Zappa es el primero por la izquierda.

Al mismo tiempo que trabajaba con su banda, Zappa empezó su carrera en solitario, editando en 1969 el seminal “Hot Rats”, un poderoso L. P., eminentemente instrumental,  de jazz y Hard  Rock, donde se alía con un genio de los teclados y el saxo, Ian Underwood. En Hot Rats encontramos uno de sus grandes hits, el sensacional “Peaches En Regalia” que, traducido, viene a ser algo así como “¡tetas gratis!”.

 

A partir de ese momento, principios de los 70, la reputación del Bigotes subiría como un jet y, tanto en solitario como con The Mothers Of Invention, publicaría los mejores discos de su carrera. Al mismo tiempo crecería su fama como jefe estricto. Zappa era abstemio y anti-drogas (sin embargo,  era un fumador empedernido y tomaba unos 40 cafés al día, lo cual lo convertía en un adicto), y no permitía que ningún miembro de su banda se diera a esos vicios. Puede que gracias a esta férrea disciplina pudiera grabar un disco tan extraordinario como “Apostrophe (*)” , en 1974. 

Apostrophe (*), quizás el mejor disco de FZ.

“Apostrophe (*)” es un álbum conceptual sobre un esquimal que va a Los Angeles, a un concierto, y se topa con una secta religiosa que hace lo imposible para captarlo. Las risas, las alusiones sexuales y los chistes escatológicos están servidos.

Con la crisis surgida a finales de los 70 y principios de los 80 con la aparición del punk, Zappa  como otros grandes artistas  “dinosáuricos”, ve mermada su popularidad, al tiempo que acusa el desgaste típico del músico que lleva toda la vida de gira y publica discos sin parar. Aún así graba muy buenos álbumes, como “Sheik Yerbouti”, 1980, que contiene el corte “Bobby Brown”, un tema cuya increíble letra va a hacer sonrojar a todas las autoestopistas. Aquí ponemos la canción con subtítulos en español.

 

El “genio de Baltimore” sigue actuando y grabando discos hasta que a principios de los 90, wow yeah, se le detecta un cáncer de próstata que acabaría con su vida en 1994.

Gracias a su familia, especialmente a su hijo Dweezil Zappa, que hace giras por todo el mundo tocando la música de su padre, la llama del genio se mantiene viva y es su familia quien presenta la gira The Bizarre World of Frank Zappa que, en base a una serie de hologramas, tendremos de nuevo de nuevo al Bigotes capeando a sus anchas, y en el Doctor Music Festival, que se celebrará en Escalarre (Vall d’Aneu, Lleida) los días 11, 12, 13 y 14 de julio de 2019. Y Zappa comparte cartel con… ¡Rosalía! 

Lagarto lagarto…

Bueno, pues hasta aquí este articulito sobre Zappa…

… y aquí, las tetas y las cervezas prometidas.

 

(Comenten más abajo porque así podremos contestarles).

 

 

 

  • Share post

El hetero rockero que no puede faltar en ninguna web gafapasta.

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.