10 CANCIONES MUY GAYS DE 10 GRUPOS MUY MACHOTES.

ES LA SEMANA DEL ORGULLO, Y EN EL AUTOESTOPISTA LOS CELEBRAMOS COMO SABEMOS, A GOLPE DE MÚSICA. LES OFRECEMOS UN SET-LIST DE CANCIONES QUE JAMÁS IMAGINARÍAN QUE COMPUSIERON ESTOS SEÑORES DE PELO EN PECHO. AH, LOS AÑOS 70 Y PRINCIPIOS DE LOS 80, CUANDO TODO VALÍA.

 

10º) LED ZEPPELIN: “ROYAL ORLEANS” (1976).

¿Puede haber algo más machote que un bello efebo que grita a voz en cuello “nena, necesitas enfriarte, y no estoy bromeando”. Robert Plant es ese vikingo de paquete apretado que te va a dar por el Ohio y te va a poner mirando a Cuenca. Sin embargo, una canción de Led Zeppelin de su álbum “Presence” trataba sobre una chica en un bar que resulta que… que bueno, que tenía trabuco. Y Robert (utilizando la técnica de “esto le pasó a un amigo mío”) sale espantado, claro. ¿Cómo va él a entrar en situación con alguien que es, que es…?

9º) THE BEATLES: “GET BACK” (1969).

 

En sus últimos años, Los Beatles cantaban sobre lo que les salía de ahí. Sin embargo, nuestro querido Paul McCartney compuso esta línea para “Get Back”:   “La dulce Loretta Martin creía que era una mujer, pero en realidad era un hombre. Todas las chicas le dicen que se merece todo lo que le pasa, pero ella sigue adelante mientras puede”. Para concluir, “Vuelve, vuelve a donde perteneces”. Está claro que eso de la transexualidad un buen chico paletillo de Liverpool lo seguía viendo como algo de otro mundo.

 

8º) LOU REED: “WALK ON THE WILD SIDE” (1971).

El viejo icono del Rock setentero, Lou Reed, siempre le dio al pelo y a la pluma, y eso no significa, por supuestao, que fuera menos macho. Es en esta canción cuando habla claramente de transexualidad, en esta framosa frase: “Holly vino de Miami, Florida, haciendo autoestop a través de Estados Unidos. Se depilo las cejas en el camino y se afeitó las piernas, y entonces él fue ella”. Este gusto por la transexualidad lo llevó Lulú al extremo de casarse con un travesti mejicano, Rachel, con la que llevó una vida de lo más loca.

 

7º) SCORPIONS: “HE’S A WOMAN, SHE’S A MAN” (1978).

Estos fornidos chicos alemanes se  ven espantados cuando les ocurre esto: “Vi a una chica contoneándose sola calle abajo, sexy como una gata, como un sueño loco. Miré dos veces cuando ella se dio la vuelta y… ¡Oh, no, no puede ser! ¡Es un hombre y una mujer también!” En esos años 70, donde decimos que todo valía, la visión de una mujer de una pieza en Los Angeles, que resulta que tenía sorpresa, fue demasiado para estos cinco chicos de provincias alemana. Sin embargo, “He’s a woman…” Scorpions la siguen cantando en directo. Está claro que esa chica “sexy como una gata” les dejó huella…

6º) BEE GEES: “MORE THAN A WOMAN” (1977)

Vale, en esta canción no se dice realmente que esta dulce historia de amor, narrada por los hermanos Gibb, haya nada que no fuera heterosexual pero, vamos, tampoco se deja muy claro. “Nene (a), te vi crecer día a día y, de repente, me quitaste el resuello. Hay muchas historias de gente que se ama, imitemos a esa gente y hagamos los mismo”. Esto puede servir hasta para el amor entre tortugas. De todas formas, “más que una mujer”… en fin. Que aquí entra de todo. Ay, los setenta…

 

5º) THE SMITHS: “SHEILA TAKE A BOW” (1985).

Llegan los 80. El amor entre personas del mismo sexo está ya superado. El que te sientas chico en un cuerpo de chica, y viceversa, lo entiende todo el mundo. Lo que se lleva es el sexo fluido. The Smiths se adelantan casi 30 años antes de que el término “sexo fluido” se hiciera popular. “¿Es malo vivir como quieres? No, no es malo, pero no puedo comprender cómo alguien tan joven puede cantar canciones tan tristes. Toma mi mano y cantemos: Tú eres una chica; yo, un chico. Yo soy una chica; tú, un chico”. Y la la la lá. Nuestro querido lenguaraz Morrissey es, guardando las distancias, como el Miguel Bosé británico: nunca ha dicho claramente si es o no gay, pero las letras con Los Smiths están cargadas de ambigüedades, y, en fin, si lo están o no, who cares?

4º) THE REPLACEMENTS: “ANDROGINOUS” (1984).

“Aquí viene Dick, lleva una falda. Aquí viene Jane, lleva una cadena. Mismo pelo, revolución. Misma construcción, evolución. Mañana, ¿quién la va a liar?” El punk y la nueva ola adoptaron la diversidad sexual con total normalidad. Hasta estos muchachos de Minessota (EE.UU.), cantaban lánguidamente sobre la necesidad de aceptar toda la riqueza que las opciones sexuales (y amorosas) nos dan. Tema curiosamente lento para una banda referente del Rock energético de principios de los 80.

 

3º) MAGO DE OZ. “QUIEN QUIERA ENTENDER QUE ENTIENDA”.

“Y a la MIERDA con el armario y el diván. Y si hay que luchar, luchar es educar. Que en asuntos del corazón no hay reglas de dos. Que somos distintos, somos iguales”.

Tradicionalmente, el Heavy Metal español ha sido tachado de paleto, basto, retrógrado y machista. Pero Chus de Felatio y sus colegas de Mägo de Oz callaron todas las bocas con esta potente canción que habla de la libertad sobre todo y, de la libertad de amar a quien tú quieras, en particular. Una lección, sin duda alguna. Y que sigan largando en contra el Heavy Metal los mismos “retrógrados” de siempre. Bravo por Mägo de Oz.

 

2º) FRANK ZAPPA: “Bobby Brown” (1979).

Frank Zappa se burlaba de los hippies, de la religión, de los judíos, de los cristianos, del punk, del Heavy Metal, de Bob Dylan, ¡y hasta de él mismo! Eso lo primero. Lo segundo: Zappa decía que las letras de las canciones eran una bobería en general, y que no podía creer que alguien se tomara en serio lo que él decía en sus temas. Por eso, hay que tomar esta canción como lo que es, algo jocoso y escandaloso. Y, en fin, juzguen por ustedes mismas…

1º) THE KINKS: “Lola”. (1970).

Esta canción de Ray Davies fue un escándalo. “La conocí en un bar, de esos bares donde pides champán y sabe a Coca-Cola”. Luego, en la canción, el narrador  que la tal Lola era, en realidad, un tío. Pero bailó con “ella” toda la noche y se supone que follaron y todo: “cuando la besé, me hizo sentir como si nunca hubiera besado a una  mujer antes”. Pero el escándalo no estuvo en la letra (en los 70 todo valía) ¡sino en que nombraban a la todopoderosa Coca-Cola sin pagar derechos! La super-empresa le pidió tanto dinero a Los Kinks si querían usar el nombre de la marca, que Ray Davies, que entonces estaba de gira con la banda en EE.UU., tuvo que viajar a Londres solo para sustituir “Coca-Cola” por “Cherry-Cola”, y asunto arreglado. Hoy, gracias a la magia de Internet, podemos recuperar la versión original que es la que traemos aquí.

¡VIVA LA DIVERSIDAD SEXUAL Y VIVA EL ORGULLO GAY!

 

 

 

 

  • Share post

El hetero rockero que no puede faltar en ninguna web gafapasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.